5 lugares para visitar en Día de Muertos en México

¿Te has imaginado lo afortunados que somos todos los mexicanos por contar con una tradición tan hermosa como la del Día de Muertos? Flores, colores, veladoras encendidas, altares, comida, fotografías, música y el popular aroma a copal los encontramos en muchos lugares de México. Conoce 5 lugares para visitar en Día de Muertos en México.

De acuerdo con información publicada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el origen del Día de Muertos viene desde mucho antes de que los españoles llegaran a México. Hay registros de que esta tradicional fiesta ya la celebraban las culturas totonacas, mexicas, purépechas y mayas.

Origen del Día de Muertos

La muerte era concebida como el inicio del viaje al Mictlán (lugar de los muertos). Según las creencias, los muertos tenían que atravesar diversos obstáculos hasta llegar con Mictlantecuhtli (señor de los muertos) y Mictecacíhuatl (señora de los muertos). Al llegar con los dioses del Mictlán se les hacía una ofrenda para así conseguir el descanso eterno. 

Las celebraciones se realizaban en la última semana de octubre y hasta los primeros días de noviembre. Sin embargo, con la llegada de los españoles la tradición fue modificada con el fin de evangelizar a los pueblos indígenas. Ahora se celebra principalmente los días 1 y 2 de noviembre.

Se tiene la creencia que en estas fechas se celebra el retorno transitorio a la tierra de los familiares y seres queridos fallecidos. La celebración se divide en dos categorías y en un día específico de culto de acuerdo con la edad y causa del fallecimiento. 

De acuerdo con el calendario católico, el 1 de noviembre corresponde a Todos los Santos, y es dedicado a los niños y el 2 de noviembre a los Fieles Difuntos, es decir, a todos los adultos. En algunos lugares el 28 de octubre se destina a las personas que murieron a causa de un accidente o de manera trágica, y el día 30 esperan la llegada de las almas de los niños que murieron sin haber sido bautizados.

La celebración 

En diversos lugares de México la celebración se lleva a cabo en los cementerios. Las tumbas las adornan, además se hacen altares y ofrendas sobre las lápidas o, incluso, se limpian los huesos de las personas enterradas. Las ofrendas también se colocan en las casas o en las escuelas o lugares emblemáticos de los pueblos o las ciudades.

Las festividades indígenas del Día de Muertos tienen un gran significado para las familias porque la creencia dicta que en estos días ayudan a las ánimas a transitar por un buen camino tras la muerte. 

Un elemento que nunca falta es el cempasúchil, la “flor de los muertos”. Los familiares esparcen pétalos de flores de cempasúchil, la flor tradicional de la festividad, y colocan velas y ofrendas a lo largo del camino que va desde la casa al cementerio, esto con el fin de facilitar el retorno de las almas a la tierra.

Además se preparan minuciosamente los manjares favoritos del difunto y se colocan alrededor del altar familiar y de la tumba. Esta festividad es sin duda una festividad sincrética entre la cultura prehispánica y la religión católica. Además ha dado lugar a expresiones populares diversas, transmitidas de generación en generación. 

Tanta es la importancia de esta celebración que la UNESCO reconoció desde 2003 esta celebración como parte de la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial. Y es que en realidad a cualquier parte de México que vayas en estas fechas, encontrarás algo relacionado con esta tradicional festividad. Sin embargo, existen unos más emblemáticos.

5 lugares para visitar en Día de Muertos en México

Día de Muertos - Patzcuaro Michoacan
Día de Muertos - Patzcuaro Michoacan

Una vez allí, se dirigen al panteón de Tzirumútaro, donde realizan danzas, cantos y montan altares para recordar a sus seres queridos. La celebración está abierta al público. Cuando regreses a Pátzcuaro disfruta de las ofrendas colocadas a lo largo del pueblo.

  • Mixquic, CDMX. Ubicado a una hora aproximadamente del centro de la Ciudad de México se encuentra uno de los cementerios más visitados del país: el cementerio de Mixquic. Este lugar conserva una de las tradiciones más icónicas de la celebración del Día de Muertos en México.
Día de Muertos - Mixquic CDMX

Este es un lugar con una fiesta impresionante. Inicia el festejo el 31 de octubre y se extiende hasta el 3 de noviembre. Casi todas las casas están adornadas y en el cementerio las únicas luces que se ven son las de las veladoras. Los familiares de los difuntos se sientan en la tumba de sus seres queridos como en una cena en casa.

  • Pomuch, Campeche. Los habitantes del poblado de Pomuch en Campeche se reúnen en el cementerio unos días antes de la celebración de Día de Muertos para dar paso a la “Limpia de Huesos” un ritual que se realiza año con año.
Día de Muertos - Pomuch Campeche

Se le llama limpia de huesos porque, literalmente, familiares sacan los esqueletos de sus seres queridos para limpiarlos a detalle y dejarlos presentables para los días santos. Los huesos son colocados en una caja con manto blanco donde permanecerán todo el año.

  • Chignahuapan, Puebla. Este lugar es un Pueblo Mágico ubicado en Puebla y es un destino ideal si quieres escapar de los miles de turistas que se congregan en el país durante el Día de Muertos.  Se encuentra a la orilla de una laguna y donde el 1 y 2 de noviembre se realiza el Festival de la Luz y la Vida, que tiene su origen en un ritual prehispánico para conseguir la purificación.
Día de Muertos - Chignahuapan Puebla

Durante el festival recomendamos caminar un par de kilómetros desde el centro hasta la ribera del río, todo está iluminado con antorchas que guían a las almas hasta su ofrenda. A la orilla del río, se vive un ambiente de fiesta con un espectáculo prehispánico de luz y sonido, danza tradicional y fuegos artificiales.

  • Villa de Etla, Oaxaca. En esta comunidad de los Valles Centrales de Oaxaca, representan La Muerteada que es una representación teatral recorre todas las calles de la población. Según la historia, una persona que ha fallecido, vuelve a la vida con la ayuda de curas, doctores y espiritistas. 
Día de Muertos - Villa de Etla Oaxaca

La obra se realiza en el centro de la población y en las casas que se visitan a lo largo del recorrido, acompañados de música de banda tradicional y versos. Esta tradición es reconocida por mantener las características desde su origen y utilizar trajes tradicionales para interpretar a los personajes del cuadro principal integrado por alrededor de 30 personas.

Pero no creas que sólo en esos lugares existen las festividades del Día de Muertos. En todo México las hay por ejemplo también Día de muertos Malinalco. Y si tienes interés en montar un altar o una ofrenda recuerda que en mandalasparacolorear.club puedes descargar imágenes de mandalas de calaveras para adornar tu altar.  

Leave a Reply