¿Cuál es la historia de las posadas navideñas?

Desde hace más de 400 años las fiestas navideñas reflejan un factor de sincretismo de las tradiciones indígenas, europeas e incluso chinas. Sin embargo, es de suma importancia saber que las posadas, los villancicos y las pastorelas son aportaciones de la cultura mexicana. Conoce ¿Cuál es la historia de las posadas navideñas?

Las posadas navideñas empiezan el 16 y terminan el 24 de diciembre con el nacimiento del Niño Jesús. Cada día de estas celebraciones simbolizan los nueve meses de embarazo de la virgen María. De acuerdo con la Secretaría de Cultura el origen de las posadas navideñas en México data de 1587.

Historia de las posadas navideñas

Historia de las posadas navideñas

La historia cuenta que las posadas navideñas llegaron con la llegada de los españoles. En 1587 fray Diego de Soria del convento de San Agustín Acolman, ubicado en el estado de México pidió permiso al Papa Sixto V para celebrar las misas de aguinaldo. Estas tenían como propósito persuadir al pueblo para participar en la celebración de la Navidad o el nacimiento de Jesús.

Esto con el fin de modificar las costumbres de los aztecas quienes celebraban durante el mes Panquetzaliztli (diciembre) el nacimiento de su Dios Huitzilopochtli. Esta celebración comenzaba el 6 de diciembre con una duración de 20 días. 

Posadas Navideñas

Sin embargo, estos festejos fueron sustituidos por misas realizadas al aire libre en las cuales se leían pasajes y se realizaban presentaciones alusivas a la Navidad, que es lo que ahora conocemos como pastorelas. Además, se daban pequeños regalos a los asistentes conocidos como “aguinaldos”.

Siglos más tarde, en el XVIII adoptaron la costumbre de elegir a nueve vecinos para que organizaran las posadas. La celebración de estos eventos trataba de que una procesión llegara a las casas de los vecinos en compañía de las imágenes de la Virgen y San José. Para hacer más alegre el festejo se crearon letanías (cantos) para pedir posada.

Después de la Independencia de México esa costumbre de acudir a las celebraciones de las misas de aguinaldo desapareció casi en su totalidad pero fueron los mismos fieles los que rescataron la tradición. Sin embargo la forma de celebrar las posadas ha ido cambiando con el tiempo y en cada región pero siempre se han caracterizado por el color, las canciones de posadas navideñas y la comida tradicional.

Para el siglo XIX las posadas se realizaban en las casas pero también se realizaban en las calles y las iglesias. Existen reseñas de aquéllos años que describen varios tipos de posadas llevadas a cabo por diferentes grupos sociales como los de la alta aristocracia, quienes no escatimaban en decoración, belleza y enormes nacimientos.

¿Cómo se celebra una posada navideña?

Varias personas se unen para hacer un pequeño recorrido con cantos de posada que terminan frente a una casa y cuando los habitantes de las casas abren las puertas a los peregrinos para “darles alojamiento”. Durante el recorrido se cargan a los peregrinos que son María y José. Las velitas, luces de bengala y silbatos hacen que el momento sea mágico durante el recorrido.

Al llegar a la casa que “dará” posada, los posaderos reciben a los visitantes con algarabía entre las luces de bengala, cantos y silbatos. Ya en el interior de las casas se ofrece el tradicional ponche y antojitos como buñuelos con piloncillo o azúcar, además también les regalan una colación.

Posadas, villancicos y pastorelas

Los cantos continúan en las casas y al momento de pedir las colaciones: “Ándale Ana no te dilates, con la canasta de los cacahuates, no quiero oro ni quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata”. En ese momento es cuando llega el momento cumbre y todos los invitados van a romper la piñata que también es una tradición llena de significados.

¿Qué necesitas para realizar una posada?

  • Peregrinos
  • Libro de letanías
  • Velitas de colores y luces de bengala
  • Silbatos
  • Canastas de papel o de palma con colación
  • Piñatas
  • Soga o mecate
  • Frutas como mandarinas, limas, tejocotes, caña, cacahuates, etcétera.
  • Si gustas puedes repartir atole, bocadillos, buñuelos y/o tamales a los invitados

Para realizar la celebración:

  • Se adorna la casa con faroles y adornos de Navidad
  • Para simular la procesión, los invitados deben formar una fila y cantar los párrafos de la letanía, al frente de ellos deben ir los Santos Peregrinos
  • Después los asistentes se dividen en dos grupos: el primero pedirá posada fuera de la casa y el segundo se colocará dentro de ella para responder a los cantos y dar posada
  • Al terminar el recorrido en algunas ocasiones también rezan un Rosario y se reparte la colación en canastitas de papel, además de las luces de bengala y los silbatos.
  • El momento más esperado de la posada es cuando se rompe la piñata
  • Finalmente se dará por terminada la fiesta degustando un vaso con ponche o atole y es el momento de degustar los tamales y los buñuelos hechos en casa.

Las posadas navideñas son festejos que se realizan año con año en México con el toque de nuestro país. En mandalasparacolorear.club tenemos dibujos para imprimir relacionados con las posadas los cuales podrás descargar de manera gratuita y colorearlos como más te guste.

Leave a Reply