Mandalas budistas para meditar

La filosofía budista se ha expresado de diferentes formas simbólicas para comunicar sus principios, así como para guardar la memoria de su tradición cultural. Los mandalas budistas son una representación compleja del universo, en la que diferentes partes del mismo representan distintos aspectos de las enseñanzas budistas. Conoce el origen de los mandalas budistas para meditar.

Existe una variedad de mandalas de distintos orígenes y con frecuencia se recrean a través de pinturas, modelos en tercera dimensión y arena pulverizada. Los mandalas son un instrumento para desarrollar las buenas cualidades que necesitamos para desarrollar la compasión. 

Mandala en Templo Budista
Mandala Tallado en Madera en el Techo de un Templo Budista

Los mandalas se originaron en la India hace miles de años como un apoyo para ciertas prácticas avanzadas de meditación tanto hinduista como budista. Pero hablemos del origen de los mandalas y su significado.

Mandalas Budistas Tibetanos para Meditar
Monje budista creando un mandala de arena de colores

Significado y origen de los mandalas budistas

Según el maestro tibetano Pema Karpo: manda significa la esencia absoluta universal y la es aceptar. Es decir, el significado de mandala es: “aceptar la totalidad del universo”. El mandala es una figura que sintetiza el recorrido que tiene que cumplir un practicante durante una meditación para llegar a la dimensión más introspectiva de la mente. Al nirvana.

Los mandalas budistas surgen como un texto simbólico que permite sostener la mirada interior y estabilizar la mente para conducirla al centro, lugar en donde reside la imagen o figura de un buda. Además, contribuyen a la consecución de las enseñanzas de Buda.

Mandala en Cerámica
Mandala budista hecho en cerámica

Para usar apropiadamente los mandalas para meditar hay que ir paso a paso por los distintos círculos, símbolos, entradas o figuras para modelar la mente mientras se van recorriendo los círculos hasta interiorizarlos. 

¿Cómo están formados los mandalas budistas?

A pesar de que los diseños varían de acuerdo a la escuela budista a la que pertenecen o al buda que estén dedicados, los mandalas budistas tienen ciertas características generales que vamos a conocerlas para identificarlos y son las siguientes:

  • Están conformados por seis círculos
  • En su centro se encuentran cinco cuadrados, uno dentro del otro, que representan los niveles del palacio donde reside la deidad.
  • A su vez, los cuadrados están divididos en cinco secciones: cuatro de ellas corresponden a los puntos cardinales, los elementos naturales, los cambios de las estaciones o sea el transcurrir del tiempo.
  • Y la sección central que opera como eje y con ella se completan las cinco partes. El centro es el instante: el aquí y el ahora.

Los mandalas budistas tienen diversos diseños, de acuerdo a la representación del buda a quien esté dedicado. En los mandalas no hay nada estático, es un infinito circular que va de un ahora a otro ahora y en este interminable rodar, nada permanece todo se transforma y cambia. ¿Has escuchado la palabra yantra?

 ¿Cuál es la diferencia entre yantra y mandala?

En el budismo existen diferentes escuelas: Hinayana, Mahayana y Vajrayana. Todas tienen diversidad de prácticas y rituales pero todas se centran en el conocimiento de la mente y de los métodos o caminos que conducen a su transformación. Y los mandalas son una herramienta poderosa que ayuda a avanzar por este camino.

Los mandalas provienen de la cultura budista, estos son muy coloridos y tienen como características los círculos, los cuadrados y todo lo que está dentro de la circunferencia. La finalidad de los mandalas es lograr que el pensamiento pare y puedas entrar en un estado de meditación profunda. Están hechos con colores muy vistosos y vivos.

En cambio los yantras están hechos de varias figuras geométricas que juntas forman una canalización energética de algún dios hindú para que las facultades de los dioses sean transmitidas a través de estas representaciones y así recibir energías que ayuden a encaminar el espíritu de las personas.

Mandala hindú de Vishnu
Mandala de las 5 deidades tibetanas, hecho en el siglo XVII

Los mandalas tibetanos buscan el equilibrio de la persona mientras que los yantras buscan alcanzar la iluminación. Se diferencian por lo arraigada de sus culturas y su origen étnico, pero ambas buscan mediante la meditación lograr el equilibrio del cuerpo y la mente.

Los mandalas como principio de iluminación

Los mandalas son herramientas para observar la realidad de la manera correcta, dice Carl Jung, el psicólogo que evidenció los beneficios de los mandalas en la psicología. Agrega que “los temas mandálicos comienzan a aparecer en los sueños y fantasías de cada individuo y aunque la construcción es sagrada para los monjes del Tibet el verdadero mandala existe en la mente de cada quien”. 

Jung dice que los mandalas son comunes en todos los seres humanos y son producidos en un estado de vigilia o sueños y son afrontados por un paciente y están cargados de símbolos, que si bien es cierto que en los monjes budistas conllevan un significado religioso también son símbolos que reflejan procesos mentales y complejos. 

En la página de mandalas para colorear puedes encontrar muchos mandalas que te ayuden a meditar y descubrir los beneficios de colorearlos. Recuerda que los mandalas son considerados como un método de comunicación con el yo interno, para poner sentimientos en orden y ayudarte a eliminar el estrés.

Mandalas Budistas Tibetanos para Meditar
Monje budista creando un mandala de arena de colores

Deja un comentario